Alimentación consciente

Salud en nuestra mesa

Sesamum

Alimentación consciente

La salud en nuestra mesa

¿Qué es la alimentación consciente?

Parece que ha habido demasiadas interferencias e intereses que han apagado la intuición natural de las personas y hoy por hoy comemos atendiendo principalmente al placer. Por tanto, alimentarse es algo más que comer por gusto, es dar a tu cuerpo lo que necesita para seguir viviendo con salud.

No se trata de negar el placer en la comida, sino colocarlo en un plano de decisión. Sabiendo que la función principal de la alimentación es nutrir el organismo y teniendo consciencia de lo que elegimos para comer podremos definir nuestro estilo alimentario.

¿Por qué una alimentación consciente?

Es el momento de promover la consciencia de uno mismo, de su cuerpo. Éste es el vehículo con el que transitamos por esta vida y debemos cuidarlo. La enfermedad no es intrínseca de la existencia humana pero parece que así lo hemos asumido. Somos los dueños de nuestra salud y para mantenerla tenemos que ser conscientes de lo que comemos y conocer qué es alimentar nuestro cuerpo. Depende de nosotros recuperar el poder de elegir los alimentos que consumimos para alcanzar una vida saludable.

¿Cómo hacer?

Nuestra propuesta es cambiar a hábitos más saludables y comprobar sus efectos en tu organismo. Lo más sorprenderte es cuando vuelves a retomar un hábito poco saludable y compruebas de forma consciente lo que genera en tu cuerpo.

¿Qué conseguiremos?

Recuperar nuestro poder y control sobre lo que nutre nuestras células/órganos, vitaliza nuestro cuerpo (energía) y da salud a nuestro organismo. Se utiliza a menudo  la idea de “comida sana” va asociada casi exclusivamente a eliminar azúcar, grasas… o aumentar calcio, vitaminas… a un alimento. El concepto de saludable va mucho más allá y tiene como base los alimentos en su estado puro (materia prima) con toda su energía y nutrientes.

Es difícil pensar que las grandes empresas de la alimentación van a venir a promover este estado de conciencia, hay grandes intereses comerciales y económicos. Depende de nosotros despertar esa conciencia desde nuestro interior.

¡Únete a la alimentación consciente!