Dieta sana, planeta sano

¿Qué futuro quieres?

Sesamum

Dieta sana, planeta sano

¿Qué futuro quieres?

Una de tus actividades diarias es la base de tu PODER en esta sociedad, LA COMPRA. Dónde decides poner tu dinero cada día va marcando las tendencias del mercado y a gran escala las decisiones ¿Recuerdas el revuelo con el aceite de palma y el cambio radical y a corto plazo que hubo en la industria alimentaria? Esto no se produjo por proteger nuestra salud sino porque la alarma hizo que la sociedad decidiera no comprar productos con este aceite y la industria se vio obligada a cambiar para vender.

ALARMA GLOBAL + ACCIÓN GLOBAL (no comprar productos con aceite de palma) = CAMBIO GLOBAL (reducción del uso de aceite de palma en la industria agroalimentaria)

Ahora quiero poner el foco en qué puedes hacer desde tu alimentación, desde lo que pones todos los días en tu plato para apostar por un futuro más sostenible.

A día de hoy es más ecológico y sostenible reducir el consumo de carne que separar los residuos para reciclar, ahorrar agua y tener un coche eléctrico todo junto. 

La producción ganadera es responsable del 14,5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, tanto como el transporte mundial. El 80% de la deforestación mundial es resultado de la expansión agrícola, y la mayor parte se destina ya a alimentar animales, en lugar de a personas. 

La ONU publicó un informe sobre la urgencia de promover una dieta donde se reduzca carne y lácteos. El motivo de dicha recomendación es que el impacto medioambiental que supone el sistema actual de producción ganadera es insostenible.

España es el segundo país de Europa con mayor consumo de carne y el cuarto productor mundial de porcino. Por tanto, estamos en un país en el que lo que eliges poner en tu plato es determinante para reducir el impacto en el cambio climático. Pero si aún no lo crees mira los datos de un informe de Greenpeace donde destaca que si reducimos a la mitad el nivel global de producción y consumo medio de carne y lácteos para 2050, se reducirían un 64% las emisiones de gases de efecto invernadero de este sector ¡No te parece increíble! Sólo con reducir la mitad de consumo.

¿Te animas a utilizar TU PODER  en un consumo y alimentación consciente por un planeta más sostenible?